Las prácticas funerarias de los neandertales

Resumen

En este trabajo se analizarán las características generales de los neandertales, poniendo especial hincapié en sus enterramientos. El tema se ha elegido puesto que es algo que genera mucha controversia, ya que para algunos investigadores si se producían enterramientos de manera sistemática entre los neandertales, pero para otros no existieron dichos enterramientos, y de existir se produjeron de forma aislada.

El objetivo es dar al lector unas respuestas sobre las cuestiones generales de los neandertales, partiendo de la tesis de intentar averiguar si fueron los primeros enterramientos de la humanidad o si se trata de una práctica continuada de sus ancestros. Y, además, desarrollaremos una tesis sobre el canibalismo, considerándolo también como una práctica continuada de sus antepasados.

Las fuentes utilizadas son muy diversas, se ha trabajado notablemente con monografías, pero también con diversos artículos sobre el tema y algunas páginas web. Todos los datos consultados estarán presentes en el apartado final de la bibliografía.

El análisis comienza tratando a los neandertales, subdividiéndolo en diversos ámbitos, como, por ejemplo: su hábitat o sus características físicas. Más adelante, analizaremos las evidencias de los neandertales disponibles, haciendo mención a los yacimientos y a los tipos de enterramientos que se pueden dar. A continuación, se recopilan varios enterramientos considerados como intencionados, como puede ser el de Shanidar IV.

En el quinto apartado, se presentarán una serie de planteamientos acerca de las implicaciones sociales, ideológicas y sanitarias. Y, por último, expondremos las tesis deducidas a partir de la elaboración del trabajo.

En este trabajo de ensayo demuestro que es posible afirmar que los neandertales continuaron las prácticas de sus antepasados, concretamente el canibalismo y los enterramientos. Dichas tesis finales son diferentes de las iniciales debido a que en sus inicios no sabía si podían ser ciertas o no, pero una vez elaborado el trabajo puedo afirmar que en mi opinión si son ciertas.

1. Introducción.

El trabajo presentado a continuación contiene un análisis general sobre los neandertales, centrándose en sus enterramientos. Para desarrollar dichos enterramientos se han dispuesto una serie de yacimientos que presentan restos de neandertales, los cuales sugieren la realización de una acción funeraria.

El método empleado para la elaboración de la siguiente argumentación se basa en el análisis de monografías y de diversos artículos, al igual que de consultas web. Busco desarrollar mi tesis a favor de la existencia de enterramientos entorno a esta especie y de que se pueden tratar de prácticas ya existentes en tiempos pretéritos. Además, también desarrollaré otra tesis, que afirma la existencia de prácticas caníbales en periodos anteriores a esta especie.

2. Los neandertales.

2.1 Periodo temporal

Los neandertales son una especie humana que habitó la Tierra en un periodo comprendido entre hace unos 300.000 y unos 28.000años.

A pesar de haber desenterrado restos de neandertales anteriormente hay que decir que el primer descubrimiento de esta especie se efectuó en el año 1856, concretamente se trata de un esqueleto parcial desenterrado en la cueva de Feldhofer, localizada en el valle de Neander. Es el holotipo de la especie, ya que, gracias al análisis llevado a cabo en 1864 por William King, sobre dicho resto de Feldhofer, consiguió identificarlo como una nueva especie humana, y la denominó Homo neanderthalensis. Esto no sucedió con los restos anteriormente encontrados, por lo que no se pudo delimitar su especie.

2.2. Hábitat.

Los neandertales sufrieron una serie de cambios climáticos localizados en el periodo temporal anteriormente citado, algunos de ellos se caracterizan por ser unos climas templados-frescos, pero que, en ocasiones, se turnaban con unos climas glaciares. El contraste entre los diversos climas determinó algunos caracteres físicos de los neandertales, rasgos que se identifican con un clima frio.

Si observamos en un ciclo climático completo el periodo temporal en el que vivió la especie, podemos indicar que vivieron en el Glaciar Antiguo (templado/fresco) y en el Glaciar Antiguo (fresco/glaciar). Las características del clima se pueden resumir en que se produjo una inestabilidad climática, con una relativa brevedad en cada fase y una rápida transición entre cada fase .

Los neandertales nunca han sido encontrados en África, la India o parte alguna del este asiático al sur de las grandes cadenas montañosas. Por el contrario, si se tiene constancia de restos en el Próximo Oriente donde “grupos humanos de tipo neandertal y de tipo Sapiens conviven decenas de miles de años” .

2.3. Características físicas

Esta especie se caracteriza físicamente por tener una elevada robustez esquelética. Dicha robustez, nos informa de que tenían cuerpos muy musculados, ya que, cuanto más robusto sea el hueso, más carga muscular puede llegar a soportar. Su cráneo es alargado y aplanado en la parte superior, que se trataría de un rasgo heredado de sus ancestros, el Homo Erectus.También, presentaban unos arcos supraorbitarios muy marcados, los cuales son visibles en proceso de formación en restos de niños de ocho años de edad.

Poseían una cavidad nasal, tanto externa como interna, de un tamaño prominente. Al respecto, se han efectuado diversas teorías, alguna de ellas afirma que tenían ese tamaño para liberar el calor generado por un modo de vida extremadamente activo.

Reflex.371

Reconstrucción del cráneo neandertal de La Ferrassie

En lo referido a la dentición, hay que decir que los dientes presentan un tamaño considerable en la parte anterior y que suelen aparecer bastante desgastados. Por otro lado, los incisivos delanteros presentan crestas en los bordes . Este desgaste ha suscitado diversas interpretaciones al respecto, y la que más peso tiene es la que afirma que usaban la dentición como si fuera una tercera mano, es decir, para sujetar objetos no solo comestibles.

En la siguiente imagen, de una mandíbula de neandertal del yacimiento de Régourdou, podemos apreciar el desgaste dentario de los dientes anteriores de la mandíbula y también el importante desgaste de los incisivos delanteros-

Es apreciable la existencia de un diastema retromolar entre la muela del juicio y el borde de la rama mandibular . Esta característica es heredada de sus ancestros, y con el tiempo, acabará desapareciendo.

A todo lo anteriormente dicho, tenemos que sumar que sus pómulos se caracterizaban por tener una forma hinchada. Finalmente, su forma del rostro se puede situar en un punto medio entre el rostro de grandes dimensiones de sus antepasados y la cara de menor tamaño de los humanos modernos

En lo referido a la capacidad craneal, poseían un cerebro de grandes dimensiones en lo que respecta a su anchura. El volumen del encéfalo en las mujeres neandertales se puede situar en unos 1.300 ml y el de los hombres en los 1.600 ml, aunque en algunos casos esta cantidad podía ser mayor. Este tamaño se sitúa por encima de los cerebros humanos actuales, y su explicación viene dado por su enorme masa corporal y quizá también por los fríos parajes que habitaban.

Siguiendo con la anatomía corporal, los neandertales tenían un cuerpo extraordinariamente compacto y musculoso, esto se sabe gracias a las diversas inserciones musculares presentadas en sus huesos y en la propia curvatura ósea. Sus extremidades eran cortas con respecto al tronco, esta morfología viene dada por su adaptación a un clima frío.

La estatura en los individuos masculinos rondaría los 164-168 cm, mientras que en las mujeres se ha estimado en unos 152-156cm. Respecto al dimorfismo sexual hay que decir que, pese a la menor estatura de las mujeres con respecto a los hombres, poseían una capacidad muscula muy potente.

También sabemos que su piel era bastante blanca, esto se deduce porque los neandertales que evolucionaron en Europa en latitudes medias y altas, no recibían una gran cantidad de radiación, por lo tanto, su piel no segregaría melanina para protegerse de dicha radiación

En la imagen presentada a continuación, podemos ver una reconstrucción de un rostro de neandertal. Donde se pueden apreciar las diversas características craneales antes citadas, como, por ejemplo: el marcado arco supraorbital, la nariz de gran tamaño y los pómulos hinchados.

jggj.png

Reconstrucción de un rostro de hombre neandertal

2.4. Sufrían muchas enfermedades

Gracias a los restos de los neandertales adultos extraídos de los diversos yacimientos se ha llegado a la conclusión de que los neandertales eran proclives a parecer ciertas enfermedades. Un ejemplo en el que se puede ver diversas patologías es en el Viejo de La Chapelle-aux-Saints, dichos males físicos que padecía este hombre son por ejemplo un mal articular degenerativo que afectaba al cráneo, mandíbula, columna vertebral, cadera y pies, una perdida generalizada de los dientes, y todo ello antes de cumplir los cuarenta años. Los restos de neandertales con una edad tan avanzada como la del Viejo de La Chapelle-aux-Saints no son lo habitual, por lo general, suelen aparecer restos de individuos con una edad comprendida entre los 15 y 20 años.

Que aparezcan restos numerosos con edades entre los 15 y 20 años se puede deber a diversos factores, uno de ellos sería que se tratan de individuos adolescentes y adultos jóvenes, quienes participaban en las actividades de caza, lo que aumentaría sus posibilidades de sufrir accidentes y fallecer.

Las enfermedades articulares en la especie vienen dadas por su vida tan dura. Este tipo de vida, les proporcionaba un desgaste notable en sus anatomías, dando lugar a que un 20% de los restos encontrados muestren algún tipo de patología ósea.

2.5. Alimentación y desarrollo.

Los neandertales no variaron su dieta, es decir que los últimos neandertales que vivieron hace unos 28.000 años, se alimentaban de lo mismo que sus ancestros de hace 100.000 años. De este dato podemos deducir que no eran proclives a innovar, se conformaban con lo que tenían a su disposición. Tampoco innovaron en los útiles líticos, seguían utilizando los mismo que los de sus ancestros, aunque, en algunos casos, con alguna variante. Por lo tanto, vemos que eran conscientes de que si lo que tenían a su disposición funcionaba bien, no había motivo para cambiarlo.

Debido a su gran masa corporal tenían que ingerir una cantidad de calorías diarias para poder seguir con su vida activa. En los recientes estudios al respecto se ha propuesto, a través del análisis de diversos restos en los yacimientos con neandertales, que tenían una dieta omnívora, es decir, se alimentaban de carne y también de vegetales. Lo más seguro es que sus predilecciones fueran las piezas de carne, ya que es lo que más energía les aporta.

2.6. Prácticas caníbales.

Un acto que en algunos casos está presente entre los neandertales es el canibalismo. Se cree que podían practicar esta actividad, con un fin ceremonial-simbólico o con un fin nutritivo.

Tiene cierta lógica pensar que en los momentos de decadencia alimentaria los neandertales pudieran recurrir al canibalismo para subsistir, lo que daría lugar a un canibalismo de supervivencia. También es posible que realizasen prácticas caníbales motivadas por un sentimiento simbólico, por ejemplo: el afecto hacia los difuntos les provoca un sentimiento de no querer perderlos, lo que les haría pensar que comiéndose los siempre estarían con ellos.

CONTINUACIÓN

Tabla de imágenes

Reconstrucción del cráneo neandertal de La Ferrassie : https://goo.gl/41xaZ8 [Consulta: 10/11/2017]

Reconstrucción de un rostro de hombre neandertal: https://goo.gl/esnaqN [ Consulta: 10/11/2017]

Bibliografía

ARSUAGA. J.L. El collar del Neandertal. Madrid: Temas de Hoy, 2003. Como todos los libros de Arsuaga, este es altamente recomendable:El collar de neandertal (Tanto Por Saber)

FINLAYSON, Clive. El sueño del neandertal. Barcelona: Crítica, 2010. Disponible en:El sueño del neandertal: Por qué se extinguieron los neandertales y nosotros sobrevivimos (Drakontos)

GONZÁLEX URQUIJO, Jesús Emilio. “El primer poblamiento de Cantabria” en Historia de Cantabria. Pérez Sánchez, J.L (cord.). Santander: Cantabria S.A, 2006.

ROSAS, Antonio; ESTALRRICH, Almudena; GARCÍA VARGAS, Antonio; BASTIR, Markus; HUGUET, Rosa; PEÑA-MELIÁN, Ángel. “Los fósiles neandertales de la Cueva de El Sidrón” en La cueva de el Sidrón Investigación interdisciplinar de un grupo neandertal. Oviedo: Trabe, 2011.

ROSAS, Antonio. Los neandertales. Madrid: Catarata, 2010. Disponible en: Neandertales (¿Qué sabemos de?)

LALUEZA FOX, Carles. Genes de neandertal. Madrid: Síntesis, 2005.

LEÓN AZCÁRATE, Juan Luis. La muerte y su imaginario en la historia de las religiones. Bilbao: Universidad de Deusto, 2007.

SAYAGO REDONDO, Penélope. Comportamiento humano moderno: el debate en torno a la conducta simbólica neandertal. Trabajo de investigación fin de Máster, Universidad de Cantabria, 2012.

STRINGER, Christopher; GAMBLE, Clive. En busca de los neandertales. Barcelona: Crítica, 1996. Disponible en: En busca de los neandertales (Biblioteca De Bolsillo)

Artículos

BALARI, Sergio; BENÍTEZ BURRACO, Antonio; CAMPS, Marta; LONGA, Víctor M.; LORENZO, Guillermo; URIAGEREKA, Juan. “¿Homo loquens neanderthalensis? En torno a las capacidades simbólicas y lingüísticas del Neandertal”, Munibe, nº 59, 2008, pp. 3-24.

RIVERA ARRIZABALAGA, Ángel. “conducta simbólica. La muerte en el Musteriense y MSA” Zephyrus, tomo LXV, noviembre 2010, pp. 39-63.

Consultas Web

Agencia EFE. (2006) Los neandertales hallados en el yacimiento de El Sidrón eran caníbales. El Mundo. [online]. Disponible en: http://www.elmundo.es/elmundo/2006/12/05/ciencia/1165316465.html

DOMINGUEZ, Muño. (2016). El ADN aclara el origen de los humanos de Atapuerca. El País. [online]. Disponible en: http://elpais.com/elpais/2016/03/14/ciencia/1457962547_253437.html

Duckeck, Jochen. (2015). Grotte de Régourdou. [online]. Disponible en: http://www.showcaves.com/english/fr/showcaves/Regourdou.html

HIRST, KRIS. (2016). Neanderthal and Early Modern Human Site in the Dordogne Valley. [online] Disponible en: http://archaeology.about.com/od/fterms/g/laferrassie.htm

RIVERA, Alicia. (2014). Los neandertales completaban con vegetales su dieta carnívora. El País. [online]. Disponible en: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/06/25/actualidad/1403722548_490561.html

Rougier, H. et al. (2016). “Neandertal cannibalism and Neandertal bones used as tools in Northern Europe “. Scientific Reports 6, Article number: 29005. [online] Disponible en: http://www.nature.com/articles/srep29005

SOLECKI, Ralph. (1975). Shanidar IV, a Neanderthal Flower Burial in Northern Iraq. [online] Disponible en: http://science.sciencemag.org/content/190/4217/880

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: