¿Cómo comienza una excavación arqueológica?

Alguna vez nos hemos podido plantear ¿cómo comienza una excavación arqueológica? y aquí os traigo la respuesta.

Lo primero que se nos viene a la cabeza puede ser que una excavación comienza cuando se hace el primer agujero en el suelo, pero tenemos multitud de fases previas. Una de las primeras fases consiste en la llamada prospección superficial. Dentro de esta fase tendremos que delimitar la zona que queremos estudiar: marcar sus límites naturales, culturales, etc. Además, tenemos que buscar información sobre la historia del lugar a estudiar para así poder marcar una extensión territorial sobre la que podremos encontrar materiales arqueológicos a nivel superficial.

La prospección superficial es de gran utilidad en climas áridos o semiáridos debido a la reducida vegetación. En la siguiente imagen podemos ver como es la vegetación de un clima húmedo y la imposibilidad de realizar una prospección superficial.

5f1557_05e314e99f8f4f0fb4c37ec807b0e286~mv2_d_3264_2448_s_4_2.jpg

Una vez vayamos a realizar la prospección superficial tenemos que elegir entre el método asistemático y el sistemático. El primero consiste en la exploración a pie de la zona a estudiar, en la que cada prospector se fija unicamente en el terreno marcado por su trayectoria al caminar en línea recta. Durante su estudio el prospector irá recogiendo y marcando el lugar en el que aparezcan los sucesivos objetos. Este método permite cierta flexibilidad y es por ello que se usa principalemente en las zonas más proclives a contener restos del pasado.

Por otro lado, el método sistemático es más moderno y consiste en emplear un sistema de red o una serie de recorridos equidistantes, de esta forma, el área a estudiar queda dividida en sectores que se irán recorriendo de forma sistemática.

Cabe destacar que la prospección superficial permite la realización de pequeñas excavaciones para así comprobar y complementar los datos superficiales.

Podéis ampliar la información consultando el manual que he utilizado: RENFREW, Colin; BAHN, Paul. Arqueología Teorias, métodos y prácticas. Madrid, Akal, 2011. pp: 77-79.

Lo podéis adquirir en el siguiente enlace: Arqueología: Teorías, métodos y prácticas (Textos) muy recomendable.

Imagen clima húmedo: imagen propia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: